¿Preocupado por dejar a tus hijos viajar solos? Quizás esta experiencia despeje tus dudas

El primer viaje sin compañía de nuestros niños puede ser aterrador, pero queremos que pierdas el miedo

El primer viaje que harán tus hijos solos y por su cuenta, sin tu supervisión o compañía, aunque sabes que es el primer paso a su independencia y crecimiento, esto puede ser simplemente aterrador. 

Para que pierdas un poco de tus miedos –completamente justificados– de ver a tu hijo o hija hacer su primer viaje solo, te invitamos a leer la experiencia de Dani Mendoza, un padre que, como tú, era primerizo en soltar a su pequeña para vivir la primera gran aventura de su vida. 

Acompáñanos. 

Carta Dani Mendoza

Una de las cosas más difíciles que hemos enfrentado como padres ha sido decidir si confiar o no a Space Academy Camp la seguridad de nuestra hija en su primer viaje sola.

Ella tiene 12 y los interesados de su colegio eran pocos. Ella era la única de su clase que en todo caso iría. Sin esperanza de que un profesor les acompañara, el panorama en torno a las garantías era limitado.

Somos abogados y conocemos la problemática de inseguridad en el territorio nacional y extranjero. Así que la interrogante sobre si era factible entregar a nuestra hija única a una empresa para llevarla a una expedición a Estados Unidos, era por sí misma una idea aterradora.

Desde el inicio en que nos planteó su deseo por formar parte de la experiencia tuvo nuestra autorización, pero esto no significaba que nuestro corazón confiara ciegamente en Space Academy para hacerse cargo del primer viaje de una niña sin compañía, pues –con todo y que comenzamos a pagar el viaje, tramitar pasaporte, visa y hacer maletas– siempre sabíamos que en todo momento teníamos el poder de decir NO; lo que incluso garantizaría que ella permaneciera en casa, segura y sin riesgos.

Vaya decisión. ¿Confiamos o no?

Incluso en el aeropuerto me repetía, “estamos a tiempo, aún no pasa algo.”

Es en este tipo de situaciones –creo– donde el rol de padres toma forma, pues al parecer lo más fácil es restringir, regañar, condicionar, exigir, pero es claro que esto jamás podría ser todo. Parece que ser padre requiere mucho más. Y con esta perspectiva, por más difícil que esto fuera, nos despedimos en el punto de revisión portuaria y la vimos que se iba por un túnel con otros niños que no conocía, vestida con un overol azul con la bandera de Estados Unidos y la Nasa.

Me morí. O nos morimos, o quizá yo más o tal vez menos; o quizá yo nada a comparación de mi esposa. No lo sé, fue muy rápido. 

De verdad, la oportunidad de decir NO, había expirado. Nuestra hija –y su primer viaje sola a Estados Unidos– estaban en manos de alguien más. Alguien a quien incluso no conocíamos. 

Te garantizo que los primeros minutos de su ausencia sientes que la mitad de ti no es visible para tus ojos y que tu alma se quedó gris. Entre aplausos, porras, lágrimas despedimos a nuestros hijos. A partir de ahí sólo restaba esperar buenas noticias… ¡Y las hubo! 

Desde que estaban a punto de despegar con camino a Orlando, hasta la tarde en que se reportaron de vuelta a Cd de México.

Ayer que recogimos a nuestra hija en el aeropuerto de la Ciudad de México, sana y salva, conocimos muchas facetas que mantenía escondidas. Descubrimos su capacidad de organización, previsión y auto-seguridad que no habíamos visto antes. Llegué a pensar que es más capaz de lo que imaginé para su edad. Su plática, más que nunca, es exquisita. Sus relatos y anécdotas nos dejan absortos. Toda una dama de mundo. Segura, inteligente y con mucha idea del rumbo que desea tomar. 

Eso para mí no tiene precio. 

Papá y mamá de familia que me lees. Permite a tu hijo darse la oportunidad de descubrirse, lo demás es cosa de Dios. 

Recordemos que finalmente no estaremos ahí para cuidarlos toda la vida. Además, no hay regalo más bello que la autodeterminación; y de esto, le darás una semana la oportunidad de vivir al margen de tu ojo avizor. Regálale un trozo de independencia y el inicio de algo que se convertirá en una potencial herramienta para que él o ella comiencen a vivir su vida. 

Space Academy Camp hizo todo esto realidad. 

Siempre nos mantuvieron informados, nos avisaban de sus actividades, cuidaban muy bien a los chicos, su logística es enorme. Siempre hay alguien que te responde el teléfono. Puedes descargar en un link especial para ti las fotos que se van tomando. Su trato es muy profesional y serio. Son pacientes y calificados.

¿Tienes dudas? No las tengas.

Estoy a tus órdenes si quieres hablar sobre el tema. Lo hago porque alguien más lo hizo conmigo hace unos diez meses y se materializó en una extraordinaria experiencia.

Dani Mendoza

—-

En World Travel Academy siempre hemos estado comprometidos con la experiencia y aprendizaje de todos nuestros viajeros. Disfrutamos el enfocarnos en cada detalle para que ellos logren integrar cada momento en su memoria, y esto impacte en su forma de percibir la vida, garantizando que la experiencia de su primer viaje al extranjero sin la compañía de sus padres sea perfecta para ellos y para ti.

Mantente en contacto

55 2345 9938

5833 4250 y 2155 8500

info@worldtravelacademy.education

World Travel Academy 2019 Derechos reservados